Promisorio panorama para el sector inmobiliario en California

Promisorio panorama para el sector inmobiliario en California

 

Aunque la pandemia del COVID-19 tuvo un fuerte impacto negativo en la economía estadounidense, se comenzó a observar una importante recuperación en la industria inmobiliaria durante el tercer trimestre de 2020, la cual se mantiene en 2021. Es más, el sector de las oficinas, que ha estado plagado de tasas de desocupación superiores a la media, está mostrando signos de repunte económico.

El aumento en los ingresos personales y en el ahorro personal probablemente se refleje en una importante inyección de capital en la economía, ya que los consumidores desean aprovechar los ahorros de un año con miras en el sector de bienes raíces.

A pesar de la desaceleración que causó la pandemia, los expertos inmobiliarios predicen que los precios de los alquileres de los apartamentos tendrán una tendencia al alza. Por ejemplo, los alquileres han disminuido en ciudades como Seattle, Boston y San Francisco, pero el 93% de las áreas metropolitanas más pequeñas han visto un aumento en los precios de los alquileres hasta abril.

Aunque el aumento de los alquileres es una buena noticia para los proveedores de vivienda, es importante destacar que un aumento de los precios de los alquileres podría incrementar la presión sobre los consumidores. Esto, en conjunción con otros factores, podría desencadenar un aumento continuo de la inflación.

 

Aunque los expertos consideran que la economía está totalmente recuperada, paradójicamente, el empleo sigue rezagado. A tal punto llega esta afirmación que Estados Unidos necesitará 8 millones de puestos de trabajo más para alcanzar los niveles anteriores a la pandemia. Además, el precio del combustible ha subido un 22% con respecto al año pasado y la inflación se ha incrementado por encima del 2%. También, es probable que los precios de los materiales de construcción, como el cemento, el aluminio y el cobre, suban a medida que la economía se fortalezca. Todo este escenario impacta directamente en el sector inmobiliario a través de las tasas hipotecarias. Es decir, la tasa hipotecaria puede continuar en alza si la inflación sigue aumentando y se mantiene alta.

El alto porcentaje de desocupación de oficinas comerciales es verdaderamente alarmante. A pesar de que los trabajadores están regresando a las y el teletrabajo ha disminuido 21%, durante el primer trimestre de 2021, la mayoría de las empresas están alquilando oficinas más pequeñas con contratos de arrendamiento a corto plazo de dos años o menos.

Sin embargo, los depósitos industriales y los terrenos son los puntos más prósperos para el comercio, ya que se observó un aumento del 2% y el 3%, respectivamente, en el volumen de ventas de un año a otro en el primer trimestre de 2021.

En general, se pronostica un crecimiento del PIB del 4,5%, un aumento del empleo de 4 millones y una inflación del 2,7% para 2021. Por otro lado, para este año, los expertos predicen una tasa de vacantes del 6,2% para las viviendas multifamiliares, 4,8% para la industria, 13,0% para el comercio minorista y 16,7% para las oficinas.

Durante el 2021, irrumpió en el mercado un sector relativamente nuevo de los bienes inmuebles digitales, que incluye torres de telefonía móvil, centros de datos e instalaciones logísticas, el cual ha tenido un rendimiento especialmente bueno.

El impacto del teletrabajo en las vacantes de oficinas hace que las empresas reevalúen su uso y prueben distintas formas de organizar el espacio de oficinas y los empleados. Esto presenta un claro desafío para los profesionales del sector de bienes inmuebles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *